Fracaso en la empresa… ¿problema de aprendizaje?

El fracaso en la empresa y fuera de ella, es malo porque así lo hemos aprendido a lo largo de nuestra vida, sin importar que hagamos tenemos miedo a él; y dejamos de lado las ventajas que ofrece; seguimos pensando en los demás en lugar de en nosotros.

¿Cuántas veces hemos fracasado en la empresa y en la vida? Como empresarios o emprendedores, tomamos decisiones de manera constante y no sólo afectan lo que somos sino pueden llegar a afectar a terceros; por ejemplo, una mala campaña de marketing puede llegar a descapitalizar a la empresa, esto impedirá pagos de salarios y se creará el caos; pero también, puede que invertimos en una campaña de marketing que genere más de lo esperado para la empresa y se comience a trabajar el doble de tiempo, se requiera contratar más personas o interfiera en la cantidad de inventario, obligando a contratar alguna bodega; siempre cuidando el margen de utilidades. Una decisión tomada siempre traerá consecuencias y son estas consecuencias las que dejan algo en todos los involucrados, las que permiten que crezcamos personal, profesional y laboralmente.

Familia y Empresa

La resilencia, permite adaptarnos, esta característica regula los niveles de reacción y aprendizaje al pasar por diversas situaciones; es decir, permite que seamos más fuertes ante la adversidad, permite comprender lo que pasa, asimilarlo y volver a intentarlo.

¿A caso alguien nos enseño a fracasar? Es probable que en la escuela aprendiéramos que no siempre ganamos; que a veces es bueno sobresalir y a veces es mejor mantenerte “invisible”. Asumimos que existe una formación por y para el fracaso; sin embargo, no somos el resultado de un sistema educativo únicamente, sino que somos parte de una sociedad que nos ha enseñado a dejar de preguntar.

Además,  la familia te enseña que fracasar es malo, ¿Por qué? Porque es algo cultural que se trasmite de generación en generación, y genera tanta presión a la hora de tomar decisiones, miedo a decepcionar a las personas de nuestro entorno, miedo a ser nosotros mismos.

Fracaso-éxito

¿el fracaso está peleado con el éxito?

Mi empresa, mi equipo

A pesar de todo lo anterior, existen personas que intentan cambiar esto, intentan cambiar poco a poco su situación y han luchado contra todos y todo para lograrlo, han decidido cambiar y afrontar sus miedos, quizá ha sido difícil seguir adelante, levantarse después de muchas caídas pero no en vano se dice que Roma no se construyo en un día, y una vez alcanzando una estabilidad han decidido optar por apoyar a los miembros de su equipo, apoyar el desarrollo personal.

¿Por qué ayudar a los miembros de mi equipo? Porque el equipo en quienes confiamos son únicos e irreemplazables, cada uno tiene habilidades y actitudes diferentes que al trabajar de manera colectiva se potencializan, a veces pueden fallar; sin embargo, son humanos que estarán dispuestos a seguir adelante, personas que mejoraran su trabajo, con ayuda de una guía óptima.

Debido a que son el corazón de la empresa, necesitan de apoyo; la duda siempre será la misma ¿si a mí me costó trabajo, como sé que mi equipo podrá?

  • Se trata de confianza y de respeto, ambos se ganan, capacitar implicaría  enseñar con el ejemplo como confía en ellos, como respeta a su equipo, como los apoya, etc.
  • Es un acto de humildad, imagine que usted está sólo en su empresa durante un día, ¿podrá realizar todas las actividades habituales sin su equipo? Si la respuesta es sí, es hora de reflexionar ¿lo hará de manera eficiente y eficaz? Porque recordemos que estos dos conceptos permiten que seamos productivos, y ser productivos implica mayores ganancias, de manera muy cruda es lo que buscamos.
Apoyo para nuestro equipo

Apoyo para nuestro equipo genera confianza para aprender de los errores y evitar el fracaso en la empresa

¿Y de que va el fracaso en la empresa?

¿Por qué pensar en capacitar para el fracaso  en lugar de capacitar para el éxito? Porque el fracaso en la empresa depende de muchos factores sociales, económicos, personales, familiares, etc., pero el éxito sólo depende de uno y, ¿no es esto egoísta? Capacitar para el fracaso, implicaría ser consciente de que lo estamos haciendo mal, una carencia de fe en nuestro equipo y una obligación, es una mejora en todos los aspectos, se convierte entonces un área de oportunidad, aceptar que cometemos errores e identificarlo, permitirá mejorar.

Es necesario pensar en todas aquellas habilidades que quiere que sean implementadas, como la puntualidad, la responsabilidad, la solidaridad y la comprensión, actitudes que debieron ser enseñadas a lo largo de la vida pero por alguna razón no se han aprendido de manera puntual.

Fracasar en la empresaes muy sencillo, y ante las adversidades solemos hacer cosas que siempre hemos hecho, cosas que ya están probadas que funcionan o que no funcionan, no hacer nada ante los problemas que enfrentamos a diario son motivos para fracasar, pero cuando se tiene una empresa no podemos pensar en eso, alguien constantemente repite Ejecuciones no perfectas, mejoras constantes, quizá es la forma más prudente de capacitar para el éxito, reconocer que no somos perfectos y que no nos saldrán las cosas a la primera, permitirá que abramos la mente y enfrentemos constantes mejoras, intentar una y otra vez.

Convertimos el fracaso en un impulso para el éxito

Convertimos el fracaso en la empresa en un impulso para el éxito y la mejora constante

El fracaso en la empresa enseña

Fracasar no es malo; sin embargo, solemos ocultarlo, evitamos decirle a todos que hemos fracaso y eso evita que enfrentemos críticas y comentarios que pudieran ofrecer una solución, entonces, nos cerramos a todos.

Sin embargo, fracasar en la empresa y fuera de ella, nos indica cosas:

  • Estamos intentando hacer algo.
  • Tomamos decisiones
  • No consideramos elementos externos u otros factores
  • Volver a intentar, es siempre una opción.
  • No somos expertos y requerimos de apoyo.
  • Siempre deja un aprendizaje, por mínimo que sea, este aprendizaje afectará la toma de decisiones a corto, mediano y largo plazo.

Es por lo anterior que el fracaso es importante, prepara nuestra mente para un nuevo comienzo.

¿Que implica capacitar para el fracaso?

Capacitar para el fracaso implica todo lo mencionado anteriormente, consta de evitar ser el ejemplo, dejar de ser líder y convertirte en un jefe dictador, implica cerrarte a la crítica, implica evitar reconocer que necesitas de ayuda, evita guiar, implica un miedo a la incertidumbre y al intentar, evita un proceso de cambio.

Cuando trabajamos en equipó es lo mismo, debemos preparar a nuestro equipo para que realicen actividades de la mejor manera posible y que comprendan que los fracasos son inevitables pero se deben corregir, de nuevo las mejoras constantes son necesarias, ¿Cómo hacerlo? Una de las maneras ya ha sido expuesta y es mediante el ejemplo, pero existen otras formar como brindar proyectos nuevos al equipo para que aprenda cosas nuevas, apoyarlos en cursos, en capacitaciones que suelen orientar aquellos aspectos que no tomamos en cuenta debido a la hermeticidad que tenemos cuando somos parte de una situación laboral, realizar actividades nuevas permite detectar roles de liderazgo, fomenta la creatividad y la confianza.

El fracaso en la empresa prepara nuestra mente para un nuevo comienzo.

El fracaso en la empresa prepara nuestra mente para un nuevo comienzo

¿Cómo saber que elegir para aprender?

Dependerá mucho de la situación de su empresa, se trata de identificar lo que necesita mi equipo, debe de desarrollar la capacidad de detectar algunas situaciones de riesgo o áreas de oportunidad para su equipo y para usted.

Soy el líder de la empresa ¿debo de capacitarme?

  • Permite actuar con humildad, es por ello que requerimos mejoras constantes.
  • Permitirá que desarrollemos habilidades de liderazgo y ampliemos nuestra área de confort.
  • Brinda nuevas herramientas para detectar áreas de oportunidad y herramientas para enfrentar nuevas situaciones y tomas mejores decisiones.

Una herramienta para detectar áreas de mojora es la matriz DAFO o FODA.

Análisis con la matriz FODA

Recibe el nombre de matriz FODA por el acrónimo de Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas; es utilizada para la planeación estratégica. Es necesario:

  1. Identificar elementos internos y externos que afectan a la empresa.
  2. Agrupar los elementos identificados en la matriz.
  3. Establecer un plan de acción para los elementos identificados.
Matriz FODA- Evita el fracaso

Matriz FODA- Evita el fracaso

Consideraciones:

  • Permita la ayuda de su equipo, la idea es tener una visión general.
  • Considere que elementos son resueltos por mejora continua del personal y considere inversión para ello.
  • Realice un plan estratégico para establecer una mejora constante.
  • Considere tiempos y prioridades.

Conclusión

Es muy fácil echarle la culpa a los demás siendo los líderes de un equipo, actuar con elocuencia y justicia permitirá ser un ejemplo.

Formaremos líderes, formaremos personas con habilidades específicas dentro de nuestra empresa, incrementaremos la productividad.

A veces es difícil tomar decisiones; sin embargo, cometer errores permite que aprendamos y mejoremos, permite que alcancemos el éxito.

Recordemos que no existen ejecuciones perfectas y ante esto siempre debemos de mejorar de manera constantes.

Ante lo anterior se tienen dos elementos claves para capacitar para el éxito

  1. Predicar con el ejemplo, ¡ser un líder!
  2. Reconocer las necesidades de mi empresa y capacitar al equipo para mejorar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *