Formación en el trabajo - Clandbus

Formación en el trabajo

Como empresarios buscamos a las personas mejor preparadas y que la inversión tenga un máximo retorno. Lamentablemente, se ve a la persona como una moneda de cambio. Buscamos egresados de las Universidades que sean “capaces” de desarrollar cierta labor dentro de la empresa, mientras que recurrimos a otro tipo de perfil educativo para las posiciones menos privilegiadas en la empresa. Sin embargo ante escasez de algunos talentos o lo caro de algos, recurrimos a la formación en el trabajo para lograr un balance.

Formación en el trabajo - Clandbus

Formación en el trabajo – Clandbus

A lo largo de la vida pasamos por un proceso de formación fuera del hogar. Dicha formación se da con los amigos, o con las personas que conocemos; sin embargo, es por excelencia  la escuela donde se complementa dicha formación. Desde 1993, se pretende  preparar a los estudiantes para el trabajo en equipo, solucionar problemas y trabajar en sociedad. Los alumnos de los 90’s han pasado por un cambio en la forma de pensar la educación. Son aquellos estudiantes, que en el mejor de los casos, han egresado de la Universidad y se han incorporado a las filas del asalariado en cualquier nivel.

En la revolución industrial se requería a personas que realizaran las actividades mecánicas en un tiempo determinado. Además, se pedía que fueran eficientes y eficaces en ello. Antes de continuar me permito recomendarle una película que pone en tela de juicio esta mecanización de las actividades de las personas que laboral, se llama Tiempos modernos.   No es fortuito pensar que como empresario queremos a la persona con la mayor cantidad de habilidades posibles para la labor a desempeñar, pero ¿cómo damos cuenta de ello? Si, bien es pertinente tener una guía o evaluación para validar estas habilidades (te recomendamos leas este contenido), también es relevante que intentes verificar el perfil de egreso de las licenciaturas. Esto te permitirá tener un deber ser de las habilidades, actitudes o destrezas de las personas.

Evolución

La Secretaría de Educación Pública y algunos organismos mundiales, han apostado por formar para el trabajo, con base en un “enfoque” por competencias. Donde se desarrollan habilidades, destrezas o actitudes con base en contenidos. De esta manera es importante conocer sobre aritmética pero fomentando en el estudiante:

  • trabajo en equipo
  • comunicación verbal y escrita
  • habilidades de socialización

Una persona adulta que ha concluido sus estudios universitarios debiera de tener desarrollado estas habilidades con un mayor nivel. Esto no ocurre. Siempre existirá quien se moleste por que tiene mucho trabajo, o quien tarda más de lo normal en realizar las cosas, y ojo, esto no significa que sea el peor equipo del mundo sino que requieren de cierta ayuda para mejorar, no sólo individualmente sino una integración como empresa. Esto entonces, nos hace pensar en que si no se logra un deber ser como lo plantean las instituciones educativas federales y mundiales; ¿qué es lo que podemos hacer? Para ello se requiere hablar de la Formación en el trabajo.

formación en el trabajo - Clandbus

El sistema educativo daña a las empresas, una solución es la formación en la empresa.

Formación en el trabajo

Efectivamente, las instituciones educativas se alejan cada vez más, del deber ser escrito en los planes y programas. Incluso en las políticas educativas que se realizan de manera constante, o en los perfiles de egreso de todos los niveles. Es entonces, cuando nosotros como empresarios debemos de cubrir esta parte y recurrir a la formación en el trabajo. No sólo porque nuestro equipo lo necesita sino porque queremos tener la mayor productividad posible.

Sabemos que las empresas no son iguales, es por ello que debemos estar al pendiente de cuáles son las áreas de mejora de nuestra empresa. ¿Qué es lo que nos falta? No debemos aplicar las generalidades o estándares tal cual a nuestra empresa, porque responden a ciertos elementos no a las particularidades.

Reconocer un área de mejora es sólo el primer paso. Se debe trabajar en ello y por consiguiente formar en el trabajo sin miedo. ¿Por qué hablar de miedo? Porque tenemos ese sentir cuando queremos “invertir” en el desarrollo de nuestro equipo. Pensamos que se irán de nuestra empresa, básicamente, esto se debe a que usted no confía en su proyecto. Duele aceptar que no brindamos un ambiente de desarrollo laboral a nuestro equipo.  “Invertir” en ellos se vuelve un riesgo, porque las bases de la confianza están quebrantadas.

Formar en el trabajo, es vital debido a que atiende a particularidades.  Nuestras propias necesidades, pero el triunfo para cubrir el área de oportunidad dependerá de muchos elementos, no sólo de los recursos humanos.

Conclusión

Formar para el trabajo desarrolla habilidades y permite sistematizar y generalizar una formación. Permite un desarrollo pero este no siempre se logra, es por ello  que muchos se quedan en el deber ser; sin embargo, la formación en el trabajo atiende a particularidades de la empresa, responde a nuestras necesidades, evitar caer en pruebas generales o estándares potencializarán las áreas de desarrollo, no sólo de nuestra empresa sino de nosotros mismos. Recuerde que cada reto es un aprendizaje, y por consiguiente lograr todo lo anterior lo  beneficiará.

Esta entrada fue publicada en Industria en por .

Acerca de Tadeo Castillo

Profesional y emprendedor de las tecnologías de la información con experiencia en software de gestión empresarial (ERP), de administración de portafolios de proyectos (PPM), computación en la nube, administración de la relación con el cliente (CRM), inteligencia de negocios (BI) y otras aplicaciones complejas para el mercado de pequeñas y medianas empresas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *